martes, 13 de septiembre de 2016

Viste cuando...

A las personas que se supone que les tenés que importar, pareciera que les importás menos que el pollo que tienen en el horno? Bueno, asi. :)
Siempre es choto pero bueno darse cuenta de que uno depende de uno mismo... Peco de síndrome de princesa que necesita que la cuiden y la rescaten, lo sé, pero al final quedó comprobado que era eso todo que necesitaba, man. Un poco de reciprocidad y estaría en la palma de la mano. Prince charming no existe, es un fraude.

Salud!


No hay comentarios: