viernes, 11 de febrero de 2011

PART III: De patito feo a cis... NO! A PUTITA!

Y entonces? Y entonces cambió la percepción de los hombres hacia mi, pero también cambió mi actitud frente a ellos. 

De no gustarles nada (no perdón, de desagradarles) pasé a gustarles; de gustarles pasé a gustarles bastante y hasta ahí llego, a gustarles mucho todavía no llegué pero es mi intención a futuro (ese era mi proyecto para este año, pero parece que se demoró en fin, no quiero hablarlo porque me frustro de nuevo).

Al haber sido ANULADA COMO MUJER por los hombres desde un principio y sentirme en desventaja con respecto a las demás chicas, siempre deseé ser hermosa. Y deseás serlo aún más cuando todo el mundo te dice a diario de una manera u otra que sos horrible, que no sólo no sos linda sino que sos desagradable y que no encajás ni merecés ser considerada como una persona con sentimientos sólo porque no cubrís las expectativas estéticas de la sociedad. Una vez que pude superar el terror de acercarme a un hombre traté de contrarestar mi desventaja de no tener un lindo cuerpo con que más que mi actitud y mis gestos. 

De pendeja analizaba cada gesto de una mujer que me parecía sexy y trataba de copiarlo. Hoy en día esos gestos ya son míos porque me salen naturalmente, pero lo cierto es que fueron educados. Y con respecto a mi actitud... bueno eso también lo analicé y traté ser resultar todo lo sexy, atractiva e interesante que pude y en ese intento me di cuenta de que lo que más atraía a los hombres eran las putitas. Me di cuenta de que las minitas a las que yo juzagaba como "calienta pijas" o "medio trolitas" eran las que más éxito tenían con los chicos. 

La Morsa & I
Mi mejor amiga es hermosa. Es una mina que sin ser la más linda del mundo tiene tooodo el levante del mundo y donde entra la miran. Los tipos se dan vuelta por ella. No parece un gato ni mucho menos, la ves y es delicada, fina. Se arregla mucho y tiene muy buen gusto. Siempre la critiqué porque se preocupaba mucho por su imagen y porque en el colegio la veian como una trola. Las minas la tildaban de trola porque eran unas feas inseguras y envidiosas y los tipos porque estaban calientes a full con ella y ella les histeriqueaba pero no le daba bola más a que a los que les interesaban y por supuesto los pendejos comentan entre ellos. Pero al final terminé adoptando su actitud porque a ella le resultaba y le resultaba bien. Más allá de que por ahi los flacos la veian como una trola, se morían por estar con ella. Y eventualmente ese era mi fin. Entonces pensé que no podía estar tan equivocada.

La Morsa (así nos llamamos entre las dos por nuestra manera de dormir -como morsas- ) y yo nos hicimos amigas por extensión, en el colegio. Ya el destino nos había deparado un futuro juntas cuando en la foto de jardín de infantes nos sentaron juntas y ella me tenía miedo (tenemos la foto, es increíble) y vivimos durante años una a la vuelta de la otra pero ni lo sabíamos porque no nos dábamos bola.  Durante los primeros años del cole ella era amiga de dos pelotudas que siempre me cargaban y por eso nunca le di bola, después ya en la pre adolescencia nos hicimos amigas. En realidad yo era muy muy amiga de Andy, una compañera de curso de ella (estábamos en cursos diferentes) y ella conformaba un grupito con mi amiga y otra chica más con la que no me llevaba mucho. Después mi amiga y la otra se terminaron cambiando de colegio cuando pasamos a 1er año y quedó ella sola. 
A ella, como a mi también la trataban mal, pero no los chicos, sino las chicas. Muy envidiosas y celosas todas ellas. le hicieron la vida imposible los ultimos años del secundario. (Era un colegio de muy malas personas al que ibamos...si. Más que malas personas diria, personas muy pobres interiormente). 

Bueno y asi terminamos siendo las hermanas que somos hoy. No puedo pensar mi vida sin ella y estoy segura de que a ella le pasa algo parecido conmigo. Ella estuvo conmigo en mi peor momento, en el momento más oscuro de mi vida. Cuando me agarró esa depresión super heavy ella vino TODOS los días a mi casa y se encerró conmigo, aún siendo ella una persona que no se banca el encierro para nada, vino, trató de sacarme y como no pudo, se instaló conmigo en la cueva oscura que era mi cuarto. Al día de hoy no sé cómo se lo bancó, calculo que habrá sido puro amor de amiga. Ella también me salvó la vida y la amo con todo mi ser. Ella y su familia son mi familia por elección. Nadie me conoce más que ella y nadie sabe más de mi que ella. Si hay algo que alguien tenga que saber de mi, ella es la primera en enterarse y lo mismo le pasa a ella conmigo. Es sin dudas la persona más importante en mi vida, después de mis viejos.
 

Ella como yo es muy liberal sexualmente, si tiene ganas de cogerse a alguien no se va a hacer la frígida, se lo va a dejar bien en claro, si quiere levantarse a alguien no se va a quedar esperando a que se le acerquen, ella va a hacer que el flaco se acerque y yo quería eso. Deseaba poder hacer eso. Y entonces de repente pasé de ser una mina grunge, cero femenina, que no usaba make up, ni aros, ni collares, ni cadenas y a la que la ropa no le podía importar menos (total nada me entraba) a ser absolutamente todo lo contrario. Hoy soy todo lo contrario a eso, al punto tal que una de las cosas que más les atrae a los hombres de mi es lo femenina que soy. Pero también la actitud de putita que adopté...

Si, adopté la actitud de putita porque resultaba y porque no tenía otra forma de atraer a los chicos y porque por otra parte tampoco sabía de qué otra forma resultar realmente atractiva a simple vista. Ya establecimos que no tengo un cuerpo que haga que me pueda levantar a quien quiera y por otra parte mi personalidad es interesante pero vamos, no seamos hipócritas, en un boliche los chicos no se andan fijando en qué mina es la que tiene la personalidad más interesante sino en la que tiene las mejores tetas y el mejor culo.

Pero qué pasa?, no soy putita 24-7, soy putita con quien yo quiero y con quien me interesa. Y con los demás... con los demás sólo soy una histérica porque también funciona, porque que un tipo esté caliente con vos aún si a vos no te interesa es una caricia el ego y te levanta la autoestima y porque es una consecuencia directa de los que sufrimos de inseguridad.

Qué me pasó con todo esto entonces? Bueno, me resultó bastante bien hasta ahora. Digamos que de repente empecé a tener mucho más éxito con los hombres, les empecé a gustar, los empecé a calentar, logré hacer que un tipo tenga  muchas ganas de coger conmigo. Y esto era algo impensado para alguien con la historia que cabo de contar acerca de mi vida.
Entonces el otro día estábamos comiendo con los chicos en el laburo y yo la cargaba a una de las chicas a quien le gustan las chicas declaradamente y en joda le dije "X la tortita" y ella riéndose me dijo "Nat, la..." y se quedó pensando y  lo primero que se le ocurrió decir fue "...golfita" y yo me reí porque me resultó muy gracioso cómo lo dijo y jamás me lo tomaría a mal porque la conozco, de la misma manera que se que ella no se tomaría a mal lo que le diga yo. Pero por otro lado me quedé pensando por qué lo primero que se le vino a la mente para (entre comillas)"bardearme" en joda fue la palabra "golfita" y no, qué se yo, GORDA, HIStÉRICA, (el viejo y conocido) LOCA, ETC, ETC, ETC ... O sea, tenía mil adejtivos descalificativos para bardearme y sin embargo eligió decirme "golfita"...
Y entonces pensé: creo que en el laburo no sé si por mis histeriqueos (que me encargo de hacer obvio que son en joda) o por mis relatos de citas fallidas, o por mis pocas vueltas cuando alguien me gusta, algunos me preciben como un poco trolita, aún si curiosamente JAMÁS tuve nada con nadie que labure o haya laburado conmigo, más que como dije, histeriqueos inocentes.  Pero entonces también pienso que con mi historia de patito feo, de repente que me vean como una putita, en este punto ni siquiera me resulta ofensivo sino que (muy incoherentemente) resulta más bien una epecie de halago. O sea, no era la mina más fea del mundo?!

Y por otro lado ahora que logré lo que era mi fin (atraerle a los hombres) siendo una putita, de repente ya no me está funcionando más para lo que quiero ahora, que es realmente gustarle a un hombre y que no me llame para coger cuando le pinten ganas, sino un hombre que quiera estar conmigo más allá del maravilloso sexo que podamos tener... alguien que se caliente con Nat y no con la golfita.

Complicado pero no imposible ;)

2 comentarios:

Dante dijo...

ninia dulce....q rara version del patito feo.....besos..
sos muy hermosa....te lo dije antes te lo digo ahora .... ;-) besos bombonazo

Nat dijo...

Gracias por comentar en mi blog, sos muy dulce ;) Besitos!