martes, 7 de septiembre de 2010

Todo bien... pero no

Anoche salí con un chico. Buena onda. No me gustó. Era vet especializado en... caballos ( jaja! Esbocé una sonrisita un poco naughty cuando me lo dijo... porque casi ni me acordaba).

Surgió así de la nada, me llamó justo cuando salía del doc anoche y me preguntó si quería ir a tomar algo. Le dije que si, después de todo era un toque distinto a conocer a alguien por Contactos. Algo más tranqui. Habíamos estado hablando por FB y por msn, y me pareció copado y además, dije 'por qué no?

Bueno, lo esperé en el Starbucks del Alto (casi mi segundo hogar), mientras caminaba por Sta Fe hacia el Alto, tuve un ataque compulsivo de aros (muero por los aros enormes) y me compré 3 pares... GIGANTES! :D Me encantaron. Llegué me pedí un Mocha y me senté a esperar a este flaco. Estaba tan cansada que estuve a punto de decirle que nos viéramos otro día, pero pensé "pajera no salís nunca! Bancátela, no tenés 80!" y me quedé.

Mientras esperaba sentada muy cómoda en uno de los sillones, leyendo mi libro y tomando mi Mocha (que desde que me arreglaron mi estomaguito jamás puedo terminar) me puse a mirar a toda la gente alrededor mío. Lleno de extranjeros, todos con sus netbook/laptops y yo leyendo muy tradicionalmente mi librito de metafísica. Por un momento me llené de bronca. Bronca hacia mi padre. (no voy a detallar, no importa).

Bueno, llegó G, no me gustó. No me gustó su voz al tel, no me gustó su voz en persona. Era más bajo de lo que me había dicho, no era un tipo feo pero no había absolutamente nada que me resultara atractivo físicamente de él, sin embargo tenia muy buena onda y pensé: 'quizás algo de su personalidad me puede resultar sumamente atractivo'. Así que con una sonrisa le dije 'vamos? .- Dale .-Dónde querés ir? .-No sé, ni idea, elegí vos .-Ok, dale ya sé dónde', me dijo

Me llevó a un barcito por Palermo. Genial idea (NOT!). En una esquina donde una cuneta se cobró varios rayones de pisos de autitos. Nos sentamos afuera porque estaba lindo, no hacia frío. Me pedí un jugo de naranjas muy sana y aburridamente porque estaba tan cansada que si tomaba algo con alcohol, solo podía derivar en mí quedándome dormida sobre la mesa y no en una Nat divertida. Wise choice la mía.

Bueno, hablamos de algunas boludeces. De mis tattoos, del "discipline" que paradójicamente les llama mucho la atención a los hombres, cuando en realidad la semántica del mismo es uno completamente distinto al que la mayoría piensa...(Aunque también puede ser que contenga algunos aspectos de lo otro, pero ese es otro tema :P). Hablamos de como él era una persona muy disciplinada y correcta y que de mucho no le sirvió. Yo le comentaba de lo colgada e indisciplinada para todo en la vida que era y de cómo muchas veces pagaba las consecuencias. Y entonces él me dijo que vio una peli con Diego Peretti y Carolina Pelleriti (o como se escriba) en la que él era todo correctito y acartonado y se enamoraba de esta mina que era una colgada mal, medio libertina, alocada, que tenia mucho mundo y que había quedado embarazada y no sabia ni de quién y qué él se sentía identificado con el flaco... (STOP. Quiso hacer del alguna manera algún tipo de paralelismo entre los personajes de la peli y nosotros dos??? Wrong. Es decir, soy una colgada, alocada, pero no sé si libertina ni con tanta calle (por no decir casi nada de calle), ni mucho menos me embaracé de un desconocido ni tengo planes de hacerlo, thanks). No ha lugar.

Bueno, nada hablamos de conocer gente por FB, me habló de cuando usaba el ICQ (WTF?!) antes de la era Facebook, de cómo una vez lo cagó un trava y lo citó con una foto que no era la suya, yo le conté del freak que conocí aquella vez... Hablamos de las compañías de celulares (aburrido), de mi laburo (mega aburrido), etc... Absolutamente nada me resultó interesante cuando se empezó a sentir un poquito más el frío, me levante para ir al baño y prepararme mentalmente para decirle que no cuando intentara avanzarme. Sabía que iba a pasar. Primero porque es ley que cada vez que conozco a alguien y no me gusta, ese alguien gusta de mi ( por suerte no es "y viceversa") y segundo, porque apenas nos vimos vi cómo me miró y vi como me miraba mientras hablábamos y supe que le había gustado.

Fue así, mientras le hablaba me miró un par de veces las tetas y cuando me paré para ir al baño, me miró la entrepierna!!! No me gustó para nada eso! Auqnue creo que ni se dio cuenta de que lo hizo, una cosa es que te miren las tetas pero otra completamente distinta y pajera es alguien que fuera de un contexto sexual te mira abiertamente la concha. EW! GROSSE!

Como en charlas anteriores le había parado el carro cuando me empezó a preguntar si usaba mucho calzas, qué ropa interior usaba, etc, no habló de nada de eso, ni hizo ningún comentario naughty. Pero el tema de las relojeadas... fue casi lo mismo. Le había dicho anteriormente que si quería hablar de todas esas cosas, sabia dónde encontrar pajeros y entendió el mensaje y no comentó nada más.

...nada más hasta que nos subimos a su camioneta. Antes de subir, muy caballero me vino a abrir la puerta (qué lindo pero qué acartonado...prefiero alguien que me lleve de la mano hasta el auto y me abra la puerta pero desde adentro :) ) y trató de acercarse a mi como para apretarme. Acto seguido saqué mi celular y me hice la que me estaban llamando. "Creo que es mi vieja", le dije -.- ... bueno, fue lo primero que se me ocurrió. Ok, subimos a su camioneta super pro y me dijo "al final no comenté nada de tus calzas, viste?". "Si, hiciste muy bien", le dije. "Te quedan muy lindas las calzas negras" y me empezó a acariciar la pierna. Wrong.

Le sonreí muy tranquilamente y le dije "G, está todo bien" mientras con mi mano le sacaba su mano de mi pierna. Entendió.

Me quiso llevar hasta mi casa pero me pareció demasiado para alguien a quién había rechazado. La verdad, el flaco un copado, super educado y caballero, me pareció una buena persona. Así que no le iba a hacer comer el doble garron de un rechazo + tener que irse hasta la loma del orto para llevarme a mi casa. Le dije que me dejara en la estación me tomé el tren y me fui a casa. Cuando me bajé me dijo "me gustaron mucho las calzas"... "mejor asi" me salió. Qué forra, pero no supe qué decir :S

Mientras iba en el tren, me puse a pensar que mientras había estado ahí sentada en la esquina de ese bar, justo por ese barrio, hablando con este pibe, me habia resultado inevitable pensar en algún momento en esa otra persona en la que últimamente volví a pensar mucho. No había podido evitar pensar "tan difícil es tener esto con él? Estoy acá, con este pibe, re buena onda, hablando como si nada, no strings attached, esta todo bien y cada uno se va a ir a su casa con la misma buena onda y tranquilos. Por qué es tan difícil que pase esto mismo con él? Por qué me hace tan difícil algo que en realidad es tan simple como esto?". Bueno, hubo un par de autoreplies a esas preguntas, pero ninguna que no me pusiera triste. Así que dejé de pensar en eso porque la idea de todo era sentirme mejor y no peor, comí, besé a mi perro y me fui a dormir sin pensar at all... Time to fade away.

No hay comentarios: